top of page

La etiqueta en las comidas de negocios: claves para el éxito

Aprende las normas de etiqueta esenciales para almuerzos y cenas de negocios.


etiqueta en las comidas de negocios

La etiqueta en las comidas de negocios es mucho más que solo buenos modales; es una herramienta fundamental para el éxito en el mundo empresarial. Imagina esta situación: te encuentras en un elegante restaurante con un cliente potencial o un colega importante, y cada detalle de tu comportamiento está bajo escrutinio. Desde la elección del restaurante hasta la forma en que utilizas los cubiertos, cada paso puede influir en la percepción que los demás tienen de ti y, en última instancia, en el resultado de la reunión.


A menudo se dice que las comidas de negocios son una extensión de la propia oficina, y esta afirmación no podría ser más acertada. La manera en que te comportas en la mesa puede revelar mucho sobre tu profesionalismo y tu capacidad para gestionar relaciones comerciales. Es por esto que en este artículo, exploraré a fondo las claves esenciales para dominar la etiqueta en las comidas de negocios, brindándote la confianza y el conocimiento necesarios para triunfar en estos escenarios críticos.


Además, también desglosaré cada paso, desde la preparación antes de la comida hasta el manejo de la cuenta y el seguimiento posterior, para que puedas dejar una impresión duradera y positiva en tus compañeros de negocios.


Ya sea que estés buscando cerrar un trato importante, impresionar a tus superiores o simplemente fortalecer tus relaciones laborales, dominar la etiqueta en las comidas de negocios te dará una ventaja significativa. Así que, prepárate para adentrarte en el mundo de la cortesía empresarial y descubre cómo convertir cada comida en una oportunidad para el éxito profesional.


1. Importancia de la etiqueta en las comidas de negocios


La etiqueta en las comidas de negocios es de suma importancia en el mundo empresarial por diversas razones fundamentales:


- Primera impresión duradera: La forma en que te comportas durante una comida de negocios es una parte integral de la primera impresión que das. Esta impresión inicial puede ser difícil de cambiar y puede influir en cómo perciben tu profesionalismo y competencia. Una buena etiqueta puede ayudarte a causar una impresión positiva y duradera.


- Fortalecimiento de relaciones: Las comidas de negocios no solo se tratan de cerrar acuerdos, sino también de construir relaciones sólidas. Siguiendo las normas de etiqueta adecuadas, puedes establecer un ambiente de confianza y comodidad con tus colegas o clientes, lo que a su vez puede llevar a una colaboración más fluida y fructífera en el futuro.


- Demostración de respeto: Mostrar buenos modales y respeto hacia tus invitados demuestra tu consideración y aprecio por su tiempo y presencia. Esto es esencial para crear un ambiente propicio para la comunicación efectiva y la cooperación en el entorno empresarial.


- Reflejo de la cultura corporativa: La etiqueta en las comidas de negocios también refleja la cultura corporativa de tu empresa. Siguiendo las directrices de etiqueta, puedes demostrar que eres un embajador fiel de los valores y las normas de tu organización, lo que puede ser particularmente importante cuando estás representando a tu empresa ante clientes, socios comerciales o inversores.


- Evitar errores costosos: No seguir la etiqueta adecuada en las comidas de negocios puede llevar a errores costosos y malentendidos. Por ejemplo, hacer comentarios inapropiados o cometer errores de protocolo podría dañar relaciones o incluso arruinar oportunidades comerciales. Conocer y aplicar la etiqueta adecuada puede ayudarte a evitar estas trampas potenciales.


La etiqueta en las comidas de negocios es esencial para establecer relaciones profesionales efectivas, demostrar respeto y consideración, y dejar una impresión positiva. Es una herramienta poderosa en el mundo empresarial que puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso en la búsqueda de objetivos comerciales y profesionales.

almuerzo negocios

2. Preparación antes de la comida


2.1. Investigación previa sobre el lugar y el invitado


Realizar una investigación previa es una práctica esencial antes de cualquier comida de negocios. Antes de la cita, la persona debe dedicar tiempo a investigar tanto el lugar donde se llevará a cabo la comida como a su invitado. El conocimiento del restaurante es fundamental para adaptarse al ambiente y entender el menú, lo que contribuye a evitar sorpresas desagradables durante la comida.


En relación con el invitado, la persona debe indagar sobre sus preferencias alimenticias y posibles restricciones dietéticas. Esto permite seleccionar un lugar que satisfaga las preferencias y necesidades del invitado, demostrando así consideración y atención a los detalles.


Además, investigar el trasfondo profesional del invitado puede ayudar a generar temas de conversación relevantes y facilitar una comunicación efectiva durante la comida.


2.2. Elección adecuada del restaurante


La elección del restaurante adecuado reviste una importancia fundamental en la preparación de una comida de negocios. Se deben considerar factores como la ubicación, el tipo de cocina, el ambiente y el costo.


La elección debe alinearse con el propósito de la reunión y las preferencias del invitado. Por ejemplo, seleccionar un restaurante demasiado formal puede resultar inapropiado para una reunión más relajada, mientras que un lugar ruidoso puede dificultar la comunicación.


Asimismo, es crucial asegurarse de que el restaurante goce de una buena reputación en cuanto a calidad de comida y servicio. La elección acertada contribuye a crear un ambiente propicio para la conversación y a dejar una impresión positiva.


2.3. Confirmación de la cita


La confirmación de la cita es un paso esencial para mostrar profesionalismo y respeto por el tiempo de todas las partes involucradas. Antes de la comida, la persona debe comunicarse con su invitado para confirmar la fecha, la hora y el lugar. Esta práctica evita malentendidos y garantiza que ambas partes estén en sintonía.


La confirmación demuestra el compromiso y la seriedad de la persona hacia la reunión, estableciendo así una base sólida para una interacción exitosa. En caso de que surjan cambios de último minuto, es importante que se comuniquen oportunamente para evitar inconvenientes y asegurar un desarrollo fluido de la cita.


3. Vestimenta apropiada


3.1. Código de vestimenta común en comidas de negocios


En el contexto de comidas de negocios, el código de vestimenta juega un papel significativo en la impresión que uno deja en sus colegas o socios comerciales. Por lo general, se espera que los profesionales adopten un enfoque más formal en su vestimenta en estas situaciones. Esto significa optar por trajes, blusas y camisas de negocios, en lugar de ropa casual. Sin embargo, el código de vestimenta específico puede variar según la industria y la cultura empresarial de la región.


Algunas empresas pueden ser más relajadas en cuanto a la vestimenta, mientras que otras pueden requerir un atuendo formal. La clave está en investigar y conocer la cultura de la empresa y la industria antes de la comida de negocios para adaptar la vestimenta de manera adecuada y mostrar respeto hacia las normas establecidas.


3.2. Consejos para elegir la vestimenta adecuada


Elegir la vestimenta adecuada para una comida de negocios requiere consideración cuidadosa. Antes de tomar una decisión, es importante conocer la ubicación y el entorno del restaurante, ya que esto puede influir en la elección de la vestimenta. Además, la persona debe tener en cuenta la naturaleza de la reunión: ¿es una comida formal con un cliente importante o una reunión más casual con colegas?


En general, se recomienda optar por un atuendo elegante y profesional que incluya colores neutros y cortes clásicos. Evitar ropa llamativa o demasiado casual es esencial para transmitir seriedad y profesionalismo. Finalmente, es importante prestar atención a los detalles, como el calzado y los accesorios, ya que pueden marcar la diferencia en la apariencia general.


La elección de ropa elegante y apropiada, junto con la atención a los detalles, contribuye a establecer una imagen profesional sólida en el contexto de las relaciones empresariales.

comida de negocios

4. La llegada al restaurante


4.1. Puntualidad


La puntualidad al llegar al restaurante es una muestra de respeto y profesionalismo en una comida de negocios. Llegar a tiempo o, preferiblemente, unos minutos antes de la hora acordada es esencial. La persona debe tener en cuenta que su invitado o colega valora su tiempo y espera que la reunión comience puntualmente. La tardanza puede enviar un mensaje negativo, indicando falta de consideración y organización.


Si surge un imprevisto que causa retraso, es fundamental comunicarlo de manera anticipada y disculparse por la demora. En resumen, la puntualidad refleja un alto nivel de compromiso y contribuye a establecer una base sólida para la reunión de negocios.


4.2. Saludos apropiados


El saludo al llegar al restaurante es un momento clave para establecer una atmósfera cordial y profesional. La persona debe ofrecer un saludo amable y firme a su invitado o anfitrión. Esto demuestra cortesía y disposición para la interacción. Si se está encontrando con varias personas, es importante saludar a cada una de ellas individualmente.


Por otra parte, es esencial ser consciente de las normas culturales y regionales en cuanto al saludo, ya que estas pueden variar significativamente. Algunas culturas pueden valorar un apretón de manos, mientras que otras pueden preferir un beso en la mejilla o un saludo verbal. Adaptarse a las preferencias del invitado es un signo de respeto y consideración.


4.3. Tratamiento de los anfitriones


El tratamiento de los anfitriones en una comida de negocios es un aspecto crítico de la etiqueta empresarial. La persona debe mostrar gratitud y aprecio hacia quienes han organizado la reunión. Esto implica expresar agradecimiento por la invitación y el esfuerzo que han dedicado a planificar el encuentro.


Generalmente, se espera que la persona sea respetuosa y siga las pautas establecidas por los anfitriones en cuanto a la elección del asiento o cualquier otro protocolo particular.

Si se presentan discusiones sobre el pedido de alimentos o bebidas, es apropiado seguir la sugerencia de los anfitriones o, si se les da la opción, esperar a que inicien el proceso de pedido.


Tratar a los anfitriones con respeto y aprecio contribuye a fortalecer las relaciones comerciales y demuestra un alto nivel de cortesía empresarial.


La llegada al restaurante en una comida de negocios involucra puntualidad, saludos apropiados y un trato respetuoso hacia los anfitriones. Estos aspectos son fundamentales para establecer una atmósfera profesional y cordial, sentando las bases para una interacción exitosa en el contexto de las relaciones empresariales.

networking

5. El arte de la conversación


5.1. Temas apropiados para hablar


Elegir temas apropiados para la conversación en una comida de negocios es esencial para mantener un ambiente profesional y agradable. La persona debe priorizar discutir asuntos relacionados con los negocios, como proyectos actuales, metas empresariales o tendencias en la industria. Estos temas son relevantes y muestran un compromiso genuino con la reunión.


También se pueden abordar temas más generales, como intereses comunes o eventos actuales, pero es importante evitar conversaciones que puedan ser polarizadoras o controversiales. La persona debe ser consciente de las diferencias culturales y evitar temas sensibles, como política, religión o asuntos personales, a menos que se haya establecido previamente una relación cercana con el invitado y se sepa que estos temas son seguros.


5.2. Escucha activa y respetuosa


La escucha activa y respetuosa es una habilidad clave en el arte de la conversación durante comidas de negocios. La persona debe prestar atención a lo que dice su invitado, demostrando interés genuino en sus palabras. Hacer preguntas pertinentes y responder de manera reflexiva muestra que se valora la perspectiva del otro.


Evitar interrumpir y permitir que el invitado se exprese completamente es esencial para una conversación respetuosa. Además, se deben evitar distracciones, como revisar el teléfono o mirar alrededor de la sala. La escucha activa fomenta una comunicación efectiva y contribuye a fortalecer las relaciones profesionales.


5.3. Evitar temas delicados


Evitar temas delicados es fundamental para mantener una conversación armoniosa en comidas de negocios. La persona debe ser consciente de que ciertos temas, como controversias políticas o asuntos personales, pueden generar tensiones innecesarias y obstaculizar el objetivo de la reunión.


Si el invitado introduce un tema delicado, es importante abordarlo de manera neutral y evitar confrontaciones. La persona puede redirigir la conversación hacia temas más apropiados de manera educada. La clave está en mantener el enfoque en los asuntos comerciales y en el fortalecimiento de las relaciones profesionales, evitando cualquier tema que pueda generar discordia o incomodidad.


El arte de la conversación en comidas de negocios implica seleccionar temas apropiados, practicar una escucha activa y respetuosa, y evitar temas delicados. Estas habilidades son esenciales para mantener un ambiente profesional y productivo durante la comida, lo que a su vez contribuye al éxito de las relaciones comerciales.

conversar en comida de negocios

6. Comportamiento durante la comida


6.1. Ordenando y manejando el menú


El proceso de ordenar y manejar el menú en una comida de negocios requiere de un equilibrio entre tomar decisiones eficientes y mostrar respeto hacia los demás. La persona debe ser considerada al elegir su comida, tratando de no pedir platos complicados o que puedan generar desorden.


Siempre es una buena práctica seguir el ejemplo del invitado o anfitrión si ellos hacen el pedido primero. Además, se debe estar preparado para preguntas sobre alergias alimentarias o preferencias dietéticas y ser claro con el camarero al hacer el pedido.


Evitar discutir el costo de los alimentos o bebidas y no hacer un pedido excesivo son pautas importantes para mantener una atmósfera profesional y evitar inconvenientes durante la comida.


6.2. Uso adecuado de cubiertos y copas


El uso adecuado de cubiertos y copas es un componente esencial de la etiqueta en comidas de negocios. La persona debe comenzar con los cubiertos exteriores y avanzar hacia los interiores a medida que avanza en la comida. Al finalizar, los cubiertos deben colocarse en la posición de las 4:20 en el plato, indicando que se ha terminado de comer.


En cuanto a las copas, la persona debe ser consciente de cuál es su copa y su vaso de agua para evitar confusiones. Beber con moderación es importante para mantener la compostura y la claridad mental durante la comida. Además, al utilizar servilletas, estas deben ser colocadas en el regazo y usadas para limpiar los labios de manera discreta.


6.2.1. Ubicación de los elementos


En una mesa formal, la disposición de los platos, cubiertos y elementos sigue un protocolo establecido de etiqueta que crea una presentación ordenada y elegante. Aquí hay una guía básica sobre cómo se colocan estos elementos en una mesa formal:


Platos:

  • El plato base (plato llano) se coloca en el centro de cada puesto.

  • Encima del plato base, se coloca un plato para el pan o panecillo, a menudo llamado "plato para el pan" o "plato para el panecillo". Este plato se coloca ligeramente inclinado hacia la izquierda, con la servilleta doblada o enrollada sobre él.


Cubiertos:

  • Los cubiertos se organizan en el orden en que se utilizarán, de afuera hacia adentro. Los cubiertos que se utilizarán primero, como los utensilios para ensalada, se colocan más alejados del plato.

  • A la derecha del plato, se colocan los tenedores. El tenedor para ensalada se coloca más a la izquierda, seguido por el tenedor principal.

  • A la izquierda del plato, se colocan los cuchillos y las cucharas. El cuchillo se coloca más cerca del plato, seguido por las cucharas.

  • Los cubiertos para el postre, como el tenedor y la cuchara para postre, se colocan horizontalmente por encima del plato, con el tenedor hacia arriba y la cuchara hacia abajo.

  • Las cucharas para café o té se colocan a la derecha de las cucharas principales.


Elementos adicionales:

  • La copa de vino tinto se coloca a la derecha de los cubiertos, más cerca del plato.

  • La copa de vino blanco se coloca a la derecha de la copa de vino tinto, ligeramente hacia afuera.

  • Las copas para agua y champán se colocan a la derecha de las copas de vino, en línea con ellas.


Servilletas:

  • La servilleta se coloca sobre el plato base o, si es una servilleta de tela, doblada o enrollada y colocada en el plato para el pan.


Tarjetas de lugar:

  • Si se utilizan tarjetas de lugar con el nombre de cada comensal, se colocan en la parte superior del plato o junto a los cubiertos.



ejemplo de como van armar una mesa formal

Esta disposición puede variar ligeramente según la cultura y la región, pero estas son las pautas generales para una mesa formal. El objetivo principal es crear una presentación ordenada y facilitar el uso adecuado de los cubiertos y los platos durante la comida.


7. Modales a la hora de comer


Los modales a la hora de comer son una parte fundamental de la etiqueta en comidas de negocios. La persona debe masticar con la boca cerrada y evitar hablar con la comida en la boca, lo que muestra buenos modales y evita situaciones incómodas. Asimismo, debe mantener una postura adecuada en la mesa, con la espalda recta y los codos fuera de la mesa mientras no está comiendo.


Usar el teléfono durante la comida está desaconsejado, ya que puede distraer de la conversación y mostrar falta de interés en el invitado. Finalmente, es importante seguir el ritmo de la comida de los demás y no apresurarse para terminar antes que los demás. La paciencia y la cortesía son esenciales para una experiencia de comida de negocios exitosa.


8. El manejo de la cuenta


8.1. ¿Quién paga la cuenta?


El tema de quién paga la cuenta en una comida de negocios puede ser delicado y requiere una consideración cuidadosa. En muchos casos, la persona que extendió la invitación es quien debe asumir la responsabilidad de pagar. Esto se considera un gesto de cortesía y muestra aprecio por la compañía del invitado. Sin embargo, si el invitado insiste en pagar o si ambas partes están en igualdad de posición, se puede llegar a un acuerdo mutuo para dividir la cuenta o permitir que el invitado comparta los gastos. En general, es importante ser sensible a las señales y a las normas culturales en torno a este tema, ya que las expectativas pueden variar según la región y la industria.


8.2. Cómo manejar la división de gastos


Cuando la decisión es dividir la cuenta, es importante abordarla de manera respetuosa y eficiente. La persona debe plantear la idea de compartir los gastos de manera amigable y sin que suene como una imposición. Si el invitado insiste en pagar su parte o la cuenta completa, es apropiado agradecer sinceramente y respetar su decisión.


Si se opta por dividir la cuenta, el camarero debe ser informado claramente para asegurarse de que se realice la división adecuada. Usar una calculadora o una aplicación de división de gastos puede facilitar el proceso y evitar malentendidos. En última instancia, la división de gastos debe realizarse de manera justa y equitativa para ambas partes, lo que contribuye a mantener una relación armoniosa.


8.3. Dejar propina


Dejar propina es una práctica común y esperada en la mayoría de las comidas de negocios. La cantidad de la propina suele ser un porcentaje del total de la cuenta, que generalmente oscila entre el 15% y el 20%, aunque puede variar según la región y las costumbres locales.


Aquí tienes algunas variaciones sobre cómo se deja propina en diferentes países:


  • Estados Unidos: Es común dejar propina en restaurantes, bares, hoteles, taxis y otros servicios. En restaurantes, la propina suele ser del 15% al 20% del total de la factura antes de impuestos. Los trabajadores en Estados Unidos a menudo dependen de las propinas para complementar sus ingresos.

  • Canadá: Similar a Estados Unidos, las propinas son comunes y se espera en la mayoría de los servicios de hospitalidad. La tasa suele ser del 15% al 20% en restaurantes.

  • España: En los restaurantes españoles, la propina no es tan común como en otros países, pero es apreciada si el servicio ha sido excepcional. En muchos casos, el servicio ya está incluido en la factura como "servicio" o "IVA". Si no está incluido, es común dejar una propina del 5% al 10% del total de la factura, aunque no es obligatorio. En bares y cafeterías, es común dejar una pequeña propina redondeando el total. En servicios como taxis, no es habitual dejar una propina, pero se puede redondear la tarifa. La cultura de la propina en España es más relajada en comparación con países como Estados Unidos o Canadá.

  • Reino Unido: En los restaurantes del Reino Unido, la propina a menudo está incluida en el costo total de la comida como "servicio" o "servicio discrecional". Si no está incluido, dejar propina del 10% al 15% es común. Sin embargo, en otros servicios, como taxis, no se espera una propina significativa.

  • Francia: La propina, conocida como "service compris", a menudo está incluida en la factura en los restaurantes. Si el servicio no está incluido, es común dejar una pequeña propina adicional.

  • Japón: Las propinas no son comunes y pueden incluso considerarse groseras en algunas situaciones. Se espera que el servicio sea de alta calidad sin la necesidad de una propina adicional.

  • China: Las propinas no son parte de la cultura china tradicional, pero están volviéndose más comunes en lugares turísticos y en ciertos sectores de servicios. En general, no se espera una propina significativa.

  • Suecia: En Suecia, dejar propina no es una práctica común. Los salarios de los trabajadores suelen ser suficientes y los servicios a menudo incluyen una tarifa de servicio o están cubiertos por impuestos. Sin embargo, en restaurantes de alta gama o en situaciones excepcionales, es posible dejar una pequeña propina, pero no es esperada ni obligatoria.

  • Australia: Las propinas no son tan comunes como en otros países, pero a menudo se deja un pequeño extra, especialmente si el servicio fue excepcional.

  • México: En México, la propina es una parte importante de la cultura de los servicios. En restaurantes, es común dejar una propina del 10% al 15% del total de la factura. En algunos lugares, la propina puede estar incluida como "servicio" o "propina sugerida", pero si no lo está y el servicio fue bueno, se espera dejar una propina adicional. En otros servicios, como taxis y porteros de hoteles, también se espera dejar una propina, generalmente alrededor del 10%.

  • Alemania: Las propinas son comunes en restaurantes y bares, pero generalmente son menores que en América del Norte, alrededor del 5% al 10% del total de la factura.

  • Argentina: En Argentina, la propina es común en restaurantes, donde se suele dejar alrededor del 10% al 15% del total de la factura. En algunos lugares, la propina puede estar incluida como "servicio" o "cubierto", pero si no lo está y el servicio fue bueno, se espera dejar una propina adicional. Al igual que en México, en otros servicios como taxis y peluquerías, también se espera dejar una propina, aunque puede ser más pequeña, alrededor del 10%.

  • Colombia: En Colombia, la propina es una parte común de la cultura de los servicios. En los restaurantes, es típico dejar una propina del 10% al 15% del total de la factura. A menudo, esta propina se conoce como "propina voluntaria" y no suele estar incluida en la factura, a menos que se especifique lo contrario. En algunos establecimientos, especialmente en hoteles y restaurantes de lujo, la propina puede estar incluida como "servicio" o "propina sugerida". Además de los restaurantes, es común dejar propina en servicios como taxis, donde se suele redondear la tarifa o dejar un pequeño extra, especialmente si el servicio fue excepcional. La cultura de la propina en Colombia es similar a la de otros países latinoamericanos, donde se valora el reconocimiento del buen servicio a través de una propina adecuada.

Estas son solo algunas generalizaciones y las prácticas de propinas pueden variar incluso dentro de un país dependiendo de la región, el tipo de servicio y las costumbres locales. Es importante conocer las expectativas culturales al viajar a un nuevo lugar.


En caso de dejar propina, la persona debe asegurarse de calcular la propina de manera precisa y ser generosa, especialmente si el servicio fue excepcional. Dejar la propina en efectivo o añadirla a la factura, según la preferencia del restaurante, es apropiado.


Es importante recordar que la propina es una muestra de agradecimiento por el servicio y el esfuerzo del personal del restaurante, por lo que debe ser considerada como una parte integral del manejo de la cuenta en una comida de negocios.

restaurante

9. Seguimiento después de la comida


9.1. Enviar un agradecimiento


El envío de un agradecimiento después de una comida de negocios es una práctica esencial para fortalecer las relaciones profesionales. La persona debe expresar su gratitud de manera sincera y específica, destacando aspectos positivos de la reunión, como las discusiones productivas o el tiempo compartido. Este gesto muestra aprecio por la inversión de tiempo y esfuerzo del invitado y refuerza la impresión positiva que se ha dejado durante la comida.


El agradecimiento puede ser enviado por correo electrónico o carta, y es importante hacerlo en un plazo razonable después de la reunión, generalmente dentro de las 24-48 horas. Además, el agradecimiento puede servir como una oportunidad para reafirmar el interés en futuras colaboraciones o reuniones.


9.2. Seguir con los acuerdos o compromisos discutidos


El seguimiento con los acuerdos o compromisos discutidos durante la comida de negocios es crucial para demostrar profesionalismo y cumplir con las expectativas. La persona debe asegurarse de que se tomen medidas concretas para avanzar en los temas abordados, ya sea a través de correos electrónicos de seguimiento, llamadas telefónicas o reuniones posteriores.


Cumplir con los compromisos demuestra integridad y seriedad en los negocios, lo que contribuye a fortalecer la confianza y la credibilidad. Además, mantener una comunicación constante y efectiva después de la comida permite convertir las conversaciones en acciones concretas y resultados tangibles.


10. Errores comunes que debes evitar


10. 1. Tener malos modales a la mesa


Cometer errores de etiqueta a la mesa es uno de los errores más notables que se deben evitar en una comida de negocios. Esto incluye acciones como hablar con la boca llena, usar el teléfono de manera inapropiada, o incluso hacer ruidos molestos al comer. Estos comportamientos pueden distraer y causar incomodidad a los comensales, lo que va en detrimento de la reunión.


No seguir las normas básicas de cortesía, como esperar a que todos estén servidos antes de comenzar a comer, puede dar la impresión de falta de respeto y falta de consideración. Evitar malos modales a la mesa es esencial para mantener un ambiente profesional y agradable durante la comida de negocios.


10.2 Hablar solo de negocios


Otro error común que se debe evitar es centrar la conversación exclusivamente en temas de negocios. Aunque el propósito principal de la reunión puede ser discutir asuntos comerciales, es importante recordar que las comidas de negocios también son una oportunidad para establecer relaciones personales y construir vínculos más sólidos.


Hablar únicamente de trabajo puede dar la impresión de falta de versatilidad y de no estar interesado en conocer a la otra persona a un nivel más personal. Se recomienda equilibrar la conversación con temas más ligeros y personales, como intereses comunes, pasatiempos o eventos actuales, para crear un ambiente más relajado y propicio para la interacción.


10.3. Ser demasiado insistente o agresivo


Ser demasiado insistente o agresivo en una comida de negocios es un error que puede alejar a los invitados. Presionar en exceso para lograr un acuerdo o forzar una conversación incómoda puede resultar contraproducente. La persona debe recordar que la cortesía y la paciencia son clave en estas situaciones.


Es importante permitir que la conversación fluya de manera natural y estar atento a las señales de comodidad de los invitados. Si sienten que están siendo presionados o acosados, es probable que se sientan incómodos y poco dispuestos a continuar la relación comercial. En cambio, adoptar un enfoque más relajado y respetuoso puede contribuir a un ambiente más positivo y productivo en la comida de negocios.





 

Encuentra más consejos, ideas y tendencias sobre organización de eventos, comunicación e imagen pública en www.danielasanchezsilva.com

 

Daniela Sánchez Silva©

Comentarios


bottom of page